• Ameis Lectores A.C.

Estas son las claves del plan del Gobierno para rescatar a Pemex



El gobierno federal anunció un plan de negocios para Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual busca entre otras cosas aumentar la producción petrolera, bajar la carga fiscal de la paraestatal y sumar la contratación de empresas privadas.


Durante la presentación de esta propuesta este martes, se plantea apoyar en los siguientes tres años a Pemex con presupuesto y una baja en los impuestos.


En los últimos cinco años se había reducido la producción de crudo en nuestro país en casi 600 mil barriles en promedio diarios.


Del 2020 al 2022 Pemex tendría una disminución fiscal de 128 mil millones de pesos, y recibiría además de parte de la administración federal una inyección de 141 mil millones.

Esto implicará una reforma a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, para reducir la tasa de Derecho por Utilidad Compartida (DUC), y la cual se incluiría en el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación.


Esto iniciaría el próximo año, reduciendo el gravamen del 65 al 58 por ciento, y en 54 por ciento para el 2021.


En el primer año el ahorro se estima será por el orden de los 45 mil millones de pesos y en el segundo año de 83 mil millones de pesos.


Ya de inicio este 2019 se amplió el beneficio fiscal en el pago de los derechos de producción de petróleo, a través de la publicación de un decreto que resultó en un beneficio del orden de los 30 mil millones de pesos para este año, informó Pemex en un comunicado.


Aquí la intervención de la inversión privada será a través de contratos de servicio de largo plazo, en aras de elevar la producción petrolera, donde el compromiso del gobierno es tener acuerdos con un “estricto cuidado de sus intereses”, justos y transparentes.


También se buscaría fortalecer el portafolio exploratorio para el mediano y largo plazo, intensificando la exploración en áreas terrestres y aguas someras, tratando de reducir el tiempo entre el descubrimiento de los campos y la primera producción de los mismos, incluyendo reparaciones mayores en los pozos.


El plan prevé incrementar la producción a niveles de 2 millones 697 mil barriles promedio diario, para el último año de la actual administración; y con la participación de las empresas externas, podrá destinar recursos en la recuperación de la capacidad de las seis refinerías con que se cuenta, sumando el desarrollo de la nueva refinería de Dos Bocas.


Cabe señalar que Pemex acarrea desde los últimos 10 años déficits financieros, y su deuda se duplicó del año 2013 al 2016 al pasar de más de un billón a más de dos billones de pesos.

La idea, señala el comunicado, es generar excedentes para destinarlos al pago gradual de la deuda y el financiamiento de programas y proyectos de alto impacto.


69 visualizaciones0 comentarios