top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Xiaomi, OPPO y OnePlus acusados de tener "software espía" que vulnera la privacidad, según estudio

Un estudio llevado a cabo por científicos informáticos de varias universidades ha descubierto que los smartphones de marcas chinas como Xiaomi, OPPO y OnePlus recopilan y envían información de los usuarios sin su notificación ni consentimiento.



El estudio se centró en tres de los smartphones más populares en China: Xiaomi Redmi Note 11, OPPO Realme Q3 Pro y OnePlus 9R. Las pruebas revelaron que todos ellos recopilan grandes cantidades de información sensible de los usuarios a través del sistema operativo y las aplicaciones preinstaladas.


Todos los datos son recibidos por entidades privadas y existe preocupación de que se compartan con proveedores de servicios como Baidu y operadores de telecomunicaciones de China.


La información recopilada incluye el número telefónico de los usuarios, identificadores de dispositivo (IMEI y dirección MAC), datos de geolocalización e información relacionada con las conexiones sociales, como contactos y números telefónicos de los contactos, metadatos de teléfonos y texto. Con toda esta información, es fácil para un agente externo identificar quién está usando el dispositivo, su ubicación exacta y con quién se comunica. En China, los números telefónicos están ligados a un número de identificación de ciudadano, lo que significa que también se puede conocer la identidad real y legal.


La recopilación de información se realiza sin notificación ni permiso expreso de los usuarios y no hay opción para no participar. Además, la recopilación de datos no se detiene al salir de China, a pesar de las diferentes leyes de privacidad en otros países. Los investigadores han confirmado que los smartphones continúan enviando información a operadores de China incluso cuando no tienen una tarjeta SIM insertada.


Es importante destacar que esta recopilación de datos solo sucede con smartphones vendidos en China. El estudio no muestra evidencia de que la misma situación se replique con smartphones de fabricantes chinas distribuidos en el occidente.


OPPO y Realme han respondido a la investigación y han afirmado que valoran y priorizan la privacidad y seguridad del usuario. Ambas compañías afirman cumplir con las leyes y regulaciones locales y tener medidas en su lugar para proteger la privacidad de los datos de los usuarios.


En conclusión, el estudio ha demostrado que los smartphones de gama alta vendidos en China, de marcas como Xiaomi, OPPO y OnePlus, recopilan y envían información de los usuarios sin su notificación ni consentimiento. La preocupación principal es que esta información sensible sea compartida con entidades privadas y proveedores de servicios y que sea utilizada para seguimiento y reconocimiento de identidades.

10.753 visualizaciones0 comentarios
bottom of page