top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Vladímir Putin llama ‘chantaje petrolero’ al precio del petróleo de Arabia Saudita



Vladímir Putin, presidente de Rusia, ha expresado que no se inclinara a lo que el Kremlin considera un chantaje por parte de Arabia Saudita con respecto a los costos del petróleo, indicando de esta manera que los precios en los mercados energéticos mundiales continuarán causando estragos.


Después de se que sucediera un choque sin precedentes entre dos potencias exportadoras y antiguas aliadas de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), existe la inminente amenaza de presionar el precio del barril de petróleo y llevarlo por debajo de los 20 dólares, pero el el gobierno ruso no está dispuesto a ser el primero en parpadear y buscar una tregua, expresaron miembros cercanos a la posición del gobierno.


Durante todo el gobierno de Putin se han construido reservas para este tipo de crisis. Sin embargo Rusia no se esperaba que Arabia Saudita iniciaran una guerra de precios, al día de hoy, personas involucradas han mencionado que confían en que pueden resistir más tiempo que Riad.


«Putin es conocido por jamás inclinarse ante la presión», dijo Alexander Dynkin, presidente del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales en Moscú, El cual es un grupo de expertos estatales que asesoran al gobierno sobre política y economía exterior. «Ha demostrado que está listo para una dura competencia para proteger los intereses nacionales y mantener su imagen política como un hombre fuerte», agregó.


La arquitectura del mercado petrolero

Los mercados energéticos del mundo están llevando a cabo sus observaciones y esperando ver quién será el primer país en someterse ante la angustiosa caída de los precios e iniciar una tregua. Durante los inicios del mes de marzo los precios del crudo Brent se han desplomado desde más de 50 dólares hasta rozar los 24 dólares por barril en esta semana.


Con la molestia del reino del Golfo a causa del veto del Kremlin en los recortes más profundos de OPEP, ha iniciado un aumento histórico de la producción justo cuando a consecuencia de la pandemia ocasionada por el Covid-19 se ha eliminado la demanda.


Los estragos se han empezado a visualizar en Rusia, debilitando su moneda y llevando a la nación a una inminente recesión. Dado que el presupuesto estatal, el cual se basa en que el precio por barril sea más de 40 dólares, puede entrar en déficit este año, llevando al gobierno ruso a utilizar su fondo de riqueza soberana solo dos meses después de que Putin prometiera un mayor gasto social.


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha externado que la guerra de precios es devastadora para Rusia y dijo: «Cuando sea el momento adecuado, me involucraré». El Wall Street Journal informó que la Casa Blanca ha iniciado en considerar nuevas sanciones en contra de Rusia como herramienta para presionar por precios más altos.


El Kremlin todavía está abierto a la cooperación con la OPEP, pero bajo sus propias condiciones.


Fuente: Bloomberg

1482 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page