• Ameis Lectores A.C.

Virgin Galactic y Richard Branson vendieron acciones antes de su parálisis de turismo espacial

El 12 de julio, Virgin Galactic anunció en una presentación ante la Comisión de Valores(SEC) que vendía acciones ordinarias por 500 millones de dólares (mdd). En ella, no se mencionó que durante su vuelo al borde del espacio el día anterior, el avión se desvió de su autorización de control de tráfico aéreo. Este percance desencadenó una investigación de la Administración Federal de Aviación(FAA) y paralizó indefinidamente su operación de turismo espacial.



La FAA comenzó a investigar el 23 de julio, según declaró un portavoz a Insider. El 11 de agosto, la agencia dejó en tierra el avión cohete de Virgin Galactic.


En una presentación ante la SEC del 13 de agosto, Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, dijo que tres días antes había vendido 10.5 millones de acciones personales. Es decir, una participación de unos 300 mdd.


«No hubo ninguna investigación de la FAA mientras hicimos la recaudación de fondos», dijo un portavoz de Virgin Galactic a Insider. Otro portavoz pero de Virgin Group dijo que Richard Branson y Virgin Group no sabían de la investigación de la FAA, cuando Branson vendió sus 300 mdd en acciones, el 13 de agosto.


El percance de Virgin Galactic y la inmovilización no se hicieron públicos hasta el 1 de septiembre, cuando The New Yorker informó de la desviación.


Para el 2 de septiembre, la FAA dijo que la inmovilización se mantendría en vigor «hasta que apruebe el informe final de la investigación del percance; o determine que las cuestiones relacionadas con el mismo no afectan a la seguridad pública». Estas investigaciones pueden tardar semanas o meses en completarse.


«Estamos trabajando en colaboración con la FAA para abordar el corto tiempo que la nave espacial cayó por debajo de su altitud permitida», dijo Virgin Galactic en un comunicado a Insider. Añadió que los representantes de la FAA estaban en su sala de control durante el vuelo.


Según la normativa de la FAA, Virgin Galactic debía informar de cualquier percance al Centro de Operaciones de la agencia en Washington. Además, debía presentar un informe a la Oficina de Transporte Espacial Comercial en los cinco días siguientes al incidente.


«Independientemente de su comunicación con la FAA, Branson y Virgin Galactic dieron un paso en falso al no incluir los problemas de vuelo en los documentos de la SEC», dijo Stephen Diamond, profesor de derecho de la Universidad de Santa Clara. Él, hace investigaciones sobre gobierno corporativo, activismo de los accionistas y el uso de información privilegiada.


«La empresa tendría que revelar cualquier información material no pública, al igual que Branson», dijo Diamond. «Las preguntas clave aquí, que no son fáciles de responder, son si hubo una divulgación adecuada y si la información era material».


«Creo que la mayoría de las veces, si tu producto principal puede potencialmente hacer volar a la gente en el espacio exterior, se consideraría material para los posibles inversionistas».


Una vez que haya cierta claridad con la investigación de la FAA, la SEC podría seguir con su propia investigación, dijo Peter Haveles, abogado de valores de la firma legal McDermott Will & Emery.


«Hay muchas preguntas abiertas ahora mismo. Se desconoce la naturaleza y el alcance de la investigación en cuanto a cuáles eran los problemas y cuándo se descubrieron», dijo Haveles. «Definitivamente hay riesgos para Virgin Galactic dependiendo de cómo vaya la investigación».


La SEC no respondió a las preguntas de Insider sobre lo que Virgin Galactic debería haber revelado antes de vender acciones.


La oferta de acciones no fue la primera para Virgin Galactic, que salió a bolsa a través de una compañía de adquisición de propósito especial en octubre de 2019. La compañía recaudó más de 400 mdd vendiendo acciones en agosto de 2020. Branson también tiene un historial de descarga de acciones de Virgin Galactic. Ejecutó una venta de 500 mdd en mayo de 2020 y otra de 150 mdd en abril.


«Las investigaciones de la FAA son largas, consumen mucho tiempo y son impredecibles. Esos hechos podrían debilitar cualquier reclamación con respecto a la materialidad», dijo Diamond. «Pero ciertamente preveo una demanda».


Fuentes: Fayer Wayer

10.384 visualizaciones0 comentarios