• Ameis Lectores A.C.

Tesla recortará el 10% de sus empleados y Elon Musk muestra preocupación por la recesión

El presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, tiene un «presentimiento muy malo» sobre la economía y necesita recortar 10% de empleos.



El mensaje, enviado el jueves y titulado «suspender todas las contrataciones en todo el mundo», se conoce dos días después de que el multimillonario dijo al personal que vuelva al lugar de trabajo o se vaya.


Casi 100,000 personas tenían empleos en Tesla y sus filiales a finales de 2021, según su presentación anual ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).


Las acciones de Tesla perdían casi 3% en las operaciones previas a la apertura de los mercados estadounidenses y los papeles que cotizan en Fráncfort cedían 3.6% tras la noticia.


Musk realizó advertencias en las últimas semanas sobre los riesgos de recesión, pero su orden de congelar las contrataciones y los recortes de empleos en Tesla fue el mensaje más directo y de mayor repercusión.


Hasta ahora, la demanda de autos Tesla y otros vehículos eléctricos (VE) se mantiene fuerte y muchos indicadores tradicionales de una recesión no se han materializado, incluyendo el aumento de inventarios de concesionarios y de incentivos en Estados Unidos.


No obstante, Tesla ha tenido problemas para reanudar la producción en su fábrica de Shanghái después de que los confinamientos por el Covid-19 obligaron a costosos paros.


«La mala sensación de Musk es compartida por mucha gente», dijo Carsten Brzeski, del banco holandés ING.


«Pero no estamos hablando de una recesión global. Esperamos un enfriamiento de la economía mundial hacia finales de año. Estados Unidos se enfriará, mientras que China y Europa no van a repuntar».


Las sombrías perspectivas de Musk se hacen eco de recientes comentarios de ejecutivos como el presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, y el presidente de Goldman Sachs, John Waldron.


La inflación en Estados Unidos está en máximos de 40 años y ha provocado un salto en el costo de vida de los ciudadanos, mientras la Reserva Federal se enfrenta a la difícil tarea de ralentizar la demanda lo suficiente como para frenar la inflación sin provocar una recesión.

Musk no detalló las razones de su mal presentimiento sobre las perspectivas económicas en el breve correo.


Tampoco quedó claro de inmediato qué implicación —si es que tiene alguna— tendría la opinión de Musk en relación con su oferta de 44,000 millones de dólares por Twitter.


Varios analistas recortaron los objetivos de precios de Tesla recientemente, al prever una pérdida de producción en su planta de Shanghái, un centro de suministro de vehículos eléctricos para China y para la exportación.


Antes de la advertencia de Musk, Tesla tenía unas 5,000 ofertas de trabajo en LinkedIn, desde ventas en Tokio e ingenieros en su nueva gigafábrica de Berlín hasta científicos de aprendizaje profundo en Palo Alto.


Asimismo, había programado un evento de contratación en línea para Shanghái el 9 de junio en su canal de WeChat.


La exigencia de Musk de que el personal vuelva a la oficina ya se ha enfrentado a la oposición en Alemania y su plan de recortar puestos de trabajo enfrentaría resistencia en Holanda, donde Tesla tiene su sede europea, dijo un líder sindical.


«No se puede despedir a los trabajadores holandeses sin más», dijo el portavoz del sindicato FNV, Hans Walthie.


Otras empresas han recortado puestos de trabajo o están ralentizando o pausando la contratación ante el debilitamiento de la demanda.


El mes pasado, Netflix dijo que despidió a unas 150 personas, la mayoría en Estados Unidos, y Peloton afirmó en febrero que recortaría 2,800 puestos de trabajo. Meta Platforms, Uber y otras empresas tecnológicas han frenado las contrataciones.


Fuente: Reuters

6 visualizaciones0 comentarios