1/3
  • Ameis Lectores A.C.

Tencent lanza en China un sistema de reconocimiento facial que detecta a niños que juegan a deshoras

La “Patrulla de medianoche” parecería el título de un videojuego de acción; sin embargo, en realidad se trata del apodo de una nueva tecnología de seguridad ideada por Tencent Games, la empresa multinacional china con acciones en compañías extranjeras de videojuegos como Riot Games y Epic Games.



En concreto, la “Patrulla de medianoche” es un sistema de reconocimiento facial cuyo objetivo principal es detectar a los gamers menores de edad que juegan títulos de Tencent en horas intempestivas (de las 10:00 pm a las 8:00 am).


Esta tecnología, que se aplicará solo en China, vinculará sus datos a los de los sistemas de seguridad públicos del país para asociar rostros a nombres y apellidos.


“Realizaremos este reconocimiento facial en cuentas registradas con nombres reales que llevan mucho tiempo jugando durante muchas horas por la noche”, explicó Tencent Games en un comunicado oficial publicado por Sixth Tone.


“Cualquiera que rechace la petición de este escaneo será tratado como menor y por lo tanto será expulsado del juego”, agregó.


En caso de que la “Patrulla de medianoche” cometa errores (como expulsar a un adulto al identificarlo incorrectamente como menor), los afectados podrán realizar otro escaneo para subsanar el error.


Esta tecnología funciona desde el 6 de julio, y se aplica a 60 de sus juegos más populares. Paulatinamente abarcará todo su catálogo.


La maniobra de Tencent busca apoyar las medidas del gobierno chino para enfrentarse a los hábitos de juego que pueden convertirse en una adicción.


Desde 2019, China tiene una serie de regulaciones para prevenir que los menores de edad se obsesionen con los videojuegos, especialmente los de ámbito online.


Dichas leyes prohíben a los menores de edad jugar videojuegos de las 10:00 pm a las 8:00 am. Además, solo pueden jugar durante 90 minutos al día y tienen una cuota máxima de dinero para gastar al mes en micropagos.


Estos movimientos tienen como objetivo solucionar los efectos colaterales de la adicción a los videojuegos que parece abundar en el país. En 2018, el presidente Xi Jinping culpó al gaming (junto a la excesiva cantidad de deberes y a las pantallas de dispositivos) de la creciente miopía entre los niños, según reportó BBC.


El gobierno chino además asocia el incremento de la delincuencia juvenil a la necesidad de los adolescentes por conseguir contenido que un juego bloquea detrás de los micropagos.

En teoría, a Tencent le será fácil detectar a menores. Esto debido a que las regulaciones mencionadas exigen que cualquier individuo que juegue videojuegos se registre con su nombre real, independientemente de su edad.


Según explicó NPR, tanto el Ministerio de Seguridad Pública como la Administración General de Prensa y Publicaciones están colaborando para crear un “sistema de identificación unificada” para los juegos.


Tencent colabora en este proyecto a pesar de que le hace perder ingresos desde 2018 en lo que respecta a la licencia de nuevos juegos; muchos de ellos, debido a su contenido, no pasan los requisitos de las leyes recientes.


Fuentes: BBC News

2,378 vistas0 comentarios