top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Se prevé que principales pueden aumentar sus reservas de capital en un 20%, segun informe

Se prevé que los grandes bancos estadounidenses se enfrenten a un aumento del 20% en los requisitos de capital a medida que las propuestas de regulación buscan reforzar la fortaleza financiera del sector.



Este cambio, impulsado por la necesidad de asegurar la estabilidad financiera tras la quiebra de varios prestamistas menores este año, podría proponerse tan pronto como este mes. Las futuras alzas en las reservas de capital dependerán, en parte, de las actividades particulares de cada banco. Aquellos con grandes operaciones de negociación pueden ser los más afectados, mientras que los bancos que dependen en gran medida de los ingresos por comisiones también podrían ver aumentos significativos.


Las regulaciones más estrictas respecto a las reservas de capital forman parte de un esfuerzo más amplio para prevenir futuras crisis financieras. Estas medidas son una respuesta a la reciente quiebra de Silicon Valley Bank y otros bancos regionales, lo que ha aumentado la urgencia de reforzar las defensas financieras del sector. Los nuevos requisitos se aplicarán a bancos con al menos 100,000 millones de dólares en activos, un umbral significativamente menor que los actuales 250,000 millones de dólares.


Es relevante mencionar que las instituciones que dependen en gran medida de las tarifas, incluyendo a los bancos que generan ingresos a partir de las tarifas de administración de patrimonio o las tarifas de transferencia en transacciones con tarjetas, pueden verse obligados a ampliar sus reservas de capital. En la nueva normativa, estas actividades basadas en tarifas son consideradas como un riesgo operativo. A pesar de que los megabancos han visto una afluencia de depósitos a medida que los clientes acuden a los bancos considerados "demasiado grandes para quebrar", las regulaciones más estrictas se aplicarán a ellos sin excepción.


Michael Barr, vicepresidente de supervisión de la Reserva Federal, afirmó en una declaración al Congreso que "el sistema bancario podría necesitar capital adicional para ser más resistente precisamente porque no conocemos la naturaleza de las formas en que podríamos experimentar impactos en el sistema". Este escenario de incertidumbre refuerza la necesidad de prepararse y salvaguardar la estabilidad del sistema financiero, en lugar de esperar y reaccionar a las crisis después de que hayan ocurrido.


El aumento en las reservas de capital tiene como objetivo proporcionar un colchón financiero para los bancos frente a futuras crisis. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo de estas medidas todavía están por verse. A medida que el sector bancario se adapta a las nuevas regulaciones, tanto los bancos como sus clientes sentirán el impacto de estos cambios. La resiliencia y la adaptabilidad serán claves en este nuevo paisaje financiero.


Este aumento en las reservas de capital puede parecer una carga para los bancos en el corto plazo, pero es un paso crucial hacia la estabilidad y la resistencia en el futuro. A medida que el sector bancario se adapta a estas nuevas regulaciones, los beneficios a largo plazo, tanto para los


bancos como para la economía en general, podrían ser significativos. En última instancia, se trata de proteger el sistema financiero contra futuras crisis y asegurar que esté preparado para resistir cualquier eventualidad.


En resumen, el cambio en los requisitos de capital representa un esfuerzo concertado para fortalecer la estabilidad financiera en un contexto de incertidumbre. En una era de volatilidad económica, estos pasos proactivos son esenciales para garantizar la resiliencia del sector bancario y, por extensión, de la economía en su conjunto. A medida que estos cambios se implementen, será importante seguir vigilando y ajustando las políticas para asegurar que se logre el equilibrio adecuado entre seguridad financiera y crecimiento económico.

12.220 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page