• Ameis Lectores A.C.

Realizan el primer vuelo comercial del mundo con un avión eléctrico.



Aunque fue por un corto tiempo, se logró realizar por fin el primer vuelo comercial con un avión equipado con un motor eléctrico, informó el portal RT.


La aeronave es un De Havilland Canada DHC-2 Beaver, la cual despegó con seis pasajeros de Richmond, en la Columbia Británica en Canadá, y permaneció en el aire por 15 minutos.


El piloto era Greg McDougall, fundador y director ejecutivo de Harbour Air, una empresa de Canadá dedicada a los hidroaviones y que cada año transporta medio millón de pasajeros.


«Este vuelo fue como volar un Beaver con esteroides eléctrico», dijo McDougall, quien confesó que optó por reducir la potencia. «Nuestro objetivo es electrificar toda la flota», aseguró.


El avión, fabricado hace 62 años, fue equipado con un motor eléctrico de 750 caballos de fuerza, y tuvo a un centenar de espectadores que lo vieron elevarse de un circuito junto al río Fraser, cerca del Aeropuerto Internacional de Vancouver.



«Esto demuestra que la aviación comercial puede funcionar de forma totalmente eléctrica. Esto significa el comienzo de la era de la aviación eléctrica», dijo Roei Ganzarki, director ejecutivo de MagniX, quien diseñó el motor con ayuda de Harbour Air. Ganzarki considera que esta tecnología representará un ahorro significativo en los costos para las aerolíneas, ya que los motores eléctricos requieren menos mantenimiento.


Detalló que el plan de la empresa es mejorar la energía de la batería, ya que la de litio utilizada en la prueba solo cuenta con autonomía para 160 kilómetros. Aunque esto podría ser suficiente para vuelos a corta distancia, espera que con mejoras en el futuro los aviones podrían cubrir vuelos más largos con baterías y motores eléctricos.


La Organización Civil Internacional se ha pronunciado porque se utilicen motores de biocombustibles eficientes y materiales de aviones más ligeros, y ha sugerido se optimicen las rutas. El ministro de Transporte candiense, Marc Garneau, afirmó que la prueba realizada «podría establecer una tendencia para un vuelo más respetuoso con el medio ambiente».


Se espera que le tome a Harbour Air dos años poder electrificar toda su flota, compuesta de alrededor de 40 hidroaviones, al requerirse más pruebas para corroborar la seguridad en el uso de estos motores y conseguir la autorización de los órganos reguladores.




Fuente:

https://bit.ly/2YV9Vv3

26 visualizaciones0 comentarios