top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Producción mexicana de autos eléctricos es amenazada por huelga en EEUU

La industria automotriz ha experimentado un giro trascendental hacia la electromovilidad en las últimas décadas. Sin embargo, los desafíos laborales, especialmente en Estados Unidos, pueden tener repercusiones significativas en la producción de vehículos eléctricos en México.



La huelga de trabajadores automotrices en Estados Unidos, programada para el último minuto del jueves 14 de septiembre, está poniendo a prueba la resiliencia de la cadena de suministro. Adrián Martínez, líder del Área de Contenidos del Clúster Industrial, expone que la creciente producción de modelos eléctricos está indirectamente vinculada a esta situación laboral. El sindicato, con la visión de que los autos eléctricos tienen menos autopartes, teme el cierre de plantas y recortes de personal.


El parque industrial Detroit Tres, que alberga a obreros de marcas líderes como Ford, GM y Stellantis, se encuentra en un impasse. Al vencerse el contrato colectivo de cuatro años, las negociaciones para un nuevo contrato aún no han culminado en un consenso. La Unión de Trabajadores Automotrices (UAW), encabezada por Shawn Fain, con cerca de 150,000 miembros, exige un aumento salarial inmediato del 20%, seguido de otros cuatro incrementos del 5%. Por otro lado, Ford y GM han propuesto un aumento del 10%, mientras que Stellantis ofrece un 14.5%.


Martínez, en el reciente webinar “Electromovilidad en México: cifras actuales y proyecciones 2024”, señaló que, de estallar la huelga, la producción de vehículos eléctricos en México podría verse afectada a partir de la tercera semana. Ford, cuya planta se localiza en Ramos Arizpe, Coahuila, podría ver alteradas las proyecciones de su emblemático modelo eléctrico, el Ford Mustang Mach-E. Por su parte, GM, también en Ramos Arizpe, tiene previsto lanzar la SUV Chevrolet Blazer EV en el último trimestre del año y, en el próximo, la Equinox EV.


La electromovilidad en México ha atraído significativas inversiones en el último año. Tesla, con la planeada gigafactory en Santa Catarina, Nuevo León, ha consolidado 13 nuevas inversiones que suman casi 1,980 mmdd. GM, con su planta en Ramos Arizpe, ha generado al menos seis inversiones en áreas relacionadas con vehículos eléctricos. A estas cifras se suman inversiones de empresas proveedoras tipo Tier 1 y Tier 2, alcanzando los 622 mmdd.


El auge de la electromovilidad se refleja en las cifras. Entre enero y julio de 2023, seis empresas que fabrican autos eléctricos en México produjeron 66,845 unidades, lo que representa un incremento del 38.6% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Además, México cuenta con 132 empresas proveedoras especializadas en electromovilidad y componentes de electrificación.


Es evidente que la industria automotriz en México está consolidando su posición en la electromovilidad global. Sin embargo, la situación laboral en Estados Unidos y sus implicaciones muestran que, en un mundo interconectado, los desafíos en un país pueden resonar en otro. La evolución de las negociaciones laborales en EE.UU. será esencial para determinar el ritmo de crecimiento de la producción de vehículos eléctricos en México en el futuro cercano.

11.849 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page