top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Principales anunciantes se han retirado de la plataforma X de Elon Musk

La adquisición de una empresa de medios de comunicación por parte de un magnate tecnológico como Elon Musk generalmente sería motivo de optimismo en el mundo de la publicidad. Sin embargo, nuevos datos sugieren una historia muy diferente, una que pone en duda la efectividad y la transparencia de una de las principales plataformas publicitarias, identificada aquí como "X".



Según la consultora de marketing Ebiquity, que colabora con 70 de los 100 anunciantes más grandes del mundo, sólo dos de sus clientes hicieron publicidad en X en el último mes. Comparativamente, 31 de sus clientes lo hicieron en septiembre del año anterior. Este cambio significativo se produjo después de la adquisición de X por parte de Elon Musk. Aunque los nombres específicos de los anunciantes no se revelaron, la lista de clientes de Ebiquity incluye pesos pesados como Google, Walmart, Vodafone y General Motors.


La directora ejecutiva de X, Linda Yaccarino, afirmó recientemente que el 90% de los 100 principales anunciantes habían regresado a la plataforma en las últimas 12 semanas, mencionando marcas como Visa, Nissan y AT&T. Estas declaraciones parecen estar en marcado contraste con los hallazgos de Ebiquity. Ruben Schreurs, director de estrategia de Ebiquity, señaló que su análisis genera "serias preocupaciones sobre la confiabilidad de las declaraciones públicas hechas por Musk y Yaccarino".


Los datos adicionales también parecen corroborar la disminución de la inversión en publicidad en la plataforma. Un análisis de la firma de análisis publicitario Guideline muestra que los ingresos publicitarios de X en los Estados Unidos han caído más del 55% cada mes desde la adquisición de Musk. Del mismo modo, un informe de Sensor Tower destaca que marcas como Visa han reducido drásticamente su inversión publicitaria, gastando apenas 10 dólares en las últimas 12 semanas en comparación con 77,500 dólares en el mismo período del año pasado.


Este escenario presenta preguntas críticas sobre la confianza y la transparencia en la publicidad digital. Dado que las grandes marcas a menudo dictan tendencias en el gasto publicitario, este cambio significativo podría tener un impacto más amplio en el panorama de la publicidad digital.


La reciente adquisición de X por parte de Elon Musk ha sido recibida con un retroceso significativo en el compromiso de los anunciantes. Los informes contradictorios y las marcadas disminuciones en el gasto publicitario plantean serias dudas sobre la confiabilidad de la plataforma en cuestión y, por extensión, sobre las declaraciones de sus líderes. En una época en que la confianza y la transparencia son vitales, este caso debería servir como una llamada de atención para las empresas y los anunciantes por igual.


9 visualizaciones0 comentarios

Kommentarer


bottom of page