• Ameis Lectores A.C.

Los EE.UU oficializa su salida del acuerdo mundial a favor del cambio climático.



La administración del presidente Donald Trump formalmente notificó a las Naciones Unidas que los Estados Unidos se retirarán del Acuerdo de París sobre el cambio climático, dejando a los diplomáticos sobre el clima global planear el camino a seguir sin la cooperación de la economía más grande del mundo, dio a conocer The New York Times.


La acción, la cual llega en el primer día posible bajo las complicadas reglas de retiro del acuerdo, inicia una cuenta regresiva de un año para la salida de Estados Unidos y un esfuerzo concerniente para preservar el Acuerdo de París, bajo el cual cerca de 200 naciones se comprometieron a reducir las emisiones de invernadero y ayudar a los países pobres a hacer frente a los peores efectos de un planeta que ya se está calentando.


El Secretario de Estado Mike Pompeo anunció la notificación en Twitter y emitió una declaración diciendo que el acuerdo impondría cargas intolerables en la economía norteamericana.


«La aproximación de los Estados Unidos incorpora la realidad de la combinación de la energía global que usa todas las fuentes de energía y tecnología limpias y eficientes, incluyendo combustibles fósiles, energía nuclear y energía renovable», dijo Pompeo.


El Presidente Trump ha sostenido que el acuerdo dañaría el crecimiento y se entromete en la soberanía de Estados Unidos. «Es tiempo para poner Youngstown, Ohio; Detroit, Michigan; y Pittsburgh, Pennsylvania, junto con muchas, muchas otras localidades dentro de nuestro país, antes que París, Francia», dijo en el 2017 cuando anunció que Estados Unidos se retiraría del acuerdo.



Aunque la participación de Norteamérica en el Acuerdo de París será determinado al final por el resultado de la elección en el 2020, los simpatizantes del pacto dicen que ellos tienen que planear para un futuro sin la cooperación norteamericana. Los diplomáticos temen que Trump, quien se ha burlado de la ciencia del clima calificándola como una farsa, empezará activamente a trabajar contra los esfuerzos de alejarse de las fuentes fósiles de calentamiento del planeta, como el carbón, petróleo y gas natural.


Mantener la presión por los tipos de cambio económico necesarios para evitar los peores efectos del calentamiento planetario será mucho más difícil sin la superpotencia mundial.


Un cambio en la estrategia diplomática ha comenzado. Hacer que el acuerdo funcione sin los Estados Unidos requerirá que otros mayores contaminantes como China y la India se unan. China, ahora el más grande emisor de contaminantes de calentamiento global, ha hecho promesas significativas pero la habilidad de Beijing de cumplirlas aún está en duda.


Bajo las reglas de las Naciones Unidas, China e India son considerados países en desarrollo y no están obligados de frenar emisiones. Ellos acordaron hacerlo como parte del Acuerdo de París en gran parte porque Estados Unidos estaba tomando acciones. Con este país fuera, otras naciones industrializadas tendrán que presionar a estas potencias emergentes.


La carta enviada a las Naciones Unidas permitirá a Trump oficialmente retirar a los Estados Unidos del Acuerdo el día después de las elecciones presidenciales. A los Estados Unidos todavía se le permitirá atender las negociaciones y pesar en los procedimientos, pero sería rebajado al estatus de observador.




Fuente:

https://nyti.ms/36xHaHT

76 visualizaciones0 comentarios