• Ameis Lectores A.C.

Joe Biden suspende indefinidamente la venta de TikTok a Oracle y Walmart

Se trata de la venta de la parte filial estadounidense de TikTok por parte de la china ByteDance a las estadounidenses Oracle y Walmart. Esto después de que Trump amenazó con prohibir la aplicación de videos cortos en EU, acusandola de ser una herramienta de espionaje chino.



Biden habría suspendido la operación «indefinidamente» de acuerdo a varias fuentes conocedoras del asunto. El presidente también hizo una revisión amplia de las acciones de Trump para prevenir las supuestas amenazas de seguridad de las tecnológicas chinas.


Esta decisión se conoció este miércoles a raíz de que la administración norteamericana pudiera retrasar la apelación al juzgado. El mismo ByteDance recurrió en noviembre a la obligación de vender parte de TikTok, argumentando que se violaban sus derechos fundamentales.


Según la petición del Departamento de Justicia del gobierno estadounidense al juzgado comenzó un proceso de revisión de las amenazas de seguridad detectadas por el gobierno Trump. Esto fue con el fin de evaluar si sigue teniendo sentido la amenaza de prohibición.


Con este movimiento, Biden se desliga, al menos temporalmente, de una de las últimas grandes batallas de Trump. Desde el verano pasado, el expresidente acusaba a la red social china de vídeos —con 100 millones de usuarios activos en Estados Unidos— de espionaje. En agosto anunció que había firmado una orden ejecutiva para prohibir operar en EU a TikTok y a WeChat, del gigante tecnológico Tencent.


El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, llegó a denunciar supuestos vínculos de TikTok con el Gobierno y el Partido Comunista chinos. Estos nunca se demostraron.


La orden ejecutiva de Trump daba a ambas aplicaciones un plazo de 45 días, y posteriormente 90, antes de que se bloquearan en las tiendas de aplicaciones de Google y Apple. Esto puso en marcha un drama en el que varias compañías norteamericanas se postularon para comprar TikTok. Entre las que pujaron estuvieron Microsoft, Walmart y Oracle, e incluso se llegó a vincular a Twitter y Netflix.


Finalmente fue Oracle —cuyo fundador, Larry Ellison es un destacado seguidor de Trump— la que ganó tras el rechazo de ByteDance a Microsoft. La empresa estadounidense fue confirmada en septiembre como el «socio tecnológico de confianza» de TikTok. Así se constituía una nueva empresa en EU, TikTok Global, de la que Oracle tendría un 12.5% y la cadena de supermercados Walmart se hacía con un 7.5%. Mientras, ByteDance retenía el 80% restante y se comprometía a ampliar su sede en EU, además de crear 25,000 empleos en el país.


No obstante, el acuerdo no supuso sino el inicio de nuevas polémicas. El gobierno chino añadió las tecnologías de inteligencia artificial —como la que se basa el algoritmo de TikTok— a la lista de productos cuya exportación debe ser controlada. ByteDance reiteró que mantendría el control de la nueva empresa, retando a Trump que había asegurado que la nueva TikTok «no tendría nada que ver con China».


Así pues, el proceso de constitución de la nueva TikTok estadounidense quedó en suspenso. Mientras, ByteDance denunciaba a la justicia las presiones de Trump para vender su negocio, al mismo tiempo que Joe Biden fue elegido nuevo presidente. El demócrata ahora ha tirado el balón hacia adelante a la espera de decidir si mantiene las acciones de Trump o toma otra alternativa.


Según dijeron algunas fuentes al WSJ, Biden podría decidir que en lugar de que ByteDance tenga que vender parte de su compañía se produzca un acuerdo para que los datos de los usuarios estadounidenses sean alojados por un tercero dentro de EU. Incluso se tomaría en cuenta a Oracle y Walmart en ese futuro acuerdo.

«Tenemos un plan de desarrollar una estrategia completa para dar seguridad a los datos de los estadounidenses en las diferentes amenazas que afrontamos», dijo al WSJ la portavoz de Seguridad Nacional Emily Horne.


«En esos riesgos se incluyen las aplicaciones chinas y otro software que opera en Estados Unidos. En los próximos meses esperamos revisar los casos específicos», agregó la portavoz de la Administración Biden, que se tomará su tiempo para decidir cómo finaliza una de las acciones más polémicas de su predecesor.


Fuentes: TechCrunch

2891 visualizaciones0 comentarios