top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Honda y GM rompen acuerdo de 5,000 millones de dólares para desarrollar autos eléctricos en conjunto

Lass alianzas entre fabricantes pueden marcar el camino para afrontar los retos tecnológicos y de mercado. No obstante, incluso las colaboraciones más prometedoras pueden enfrentar obstáculos insalvables. Este parece ser el caso de la alianza estratégica entre Honda Motor y General Motors (GM), dos titanes de la industria automovilística, que recientemente han anunciado la cancelación de su proyecto conjunto para el desarrollo de vehículos eléctricos (VE) asequibles.



Esta decisión se produce tan solo un año después de que ambas compañías acordaran colaborar en un esfuerzo de 5.000 millones de dólares para superar en ventas a Tesla, el actual líder del mercado de vehículos eléctricos. El cambio de dirección subraya el giro estratégico de GM hacia la rentabilidad, mientras lidia con los crecientes costos asociados a las huelgas de United Auto Workers, que este mes han alcanzado los 200 millones de dólares semanales. En este contexto, GM también retiró su pronóstico de beneficios para el año 2023.


Tras un "extenso estudio y análisis", ambas compañías han tomado la "decisión mutua de descontinuar el programa", según se desprende de un comunicado conjunto. Sin embargo, ambas partes aseguran que seguirán comprometidas con la asequibilidad en el mercado de vehículos eléctricos. Honda, por su parte, mantiene su objetivo de vender únicamente vehículos electrificados para el año 2040.


Según Mary Barra, CEO de General Motors, la decisión responde a un cambio en la estrategia de EV, especialmente en los segmentos de entrada. En una conferencia de ganancias, señaló que el compromiso de 5.000 millones de dólares que originalmente se había asignado al Bolt EV de GM ahora queda en suspenso. De hecho, este giro estratégico pone fin al acuerdo que las dos empresas habían celebrado en abril del año pasado, y que tenía como objetivo desarrollar una serie de VE más asequibles a partir de una nueva plataforma conjunta.


Es importante señalar que, a pesar de la cancelación de este programa, ambas compañías continúan colaborando en otros proyectos. Además, Honda manifestó que su asociación separada con GM y su unidad Cruise no se verá afectada por el reciente incidente de seguridad en California, que resultó en la suspensión del permiso de pruebas sin conductor de la empresa de robotaxis en dicho estado.


Este episodio arroja luz sobre la complejidad y los desafíos que enfrentan las empresas automovilísticas en su transición hacia un futuro más sostenible y electrificado. Si bien la colaboración estratégica puede ofrecer una vía rápida para lograr escala y eficiencia, también puede exponer a las compañías a una serie de riesgos y costos no previstos que, como en este caso, pueden llevar al fracaso del proyecto.


La disolución de esta alianza sirve de recordatorio para el sector: en la carrera hacia la electrificación y la sostenibilidad, no todo acuerdo garantiza el éxito. Los continuos ajustes en las estrategias empresariales son una señal más de lo volátil y competitivo que es el mercado de los vehículos eléctricos hoy en día.


13.193 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page