top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Francia busca impulsar una criptomoneda europea.



En medio de la incertidumbre de las naciones ante el posicionamiento y avance de las criptomonedas, Francia anunció que buscará desarrollar una moneda digital dedicada a las transacciones de montos altos y que se trataría de un euro en forma digital, dio a conocer la emisora alemana Deustche Welle (DW) en su portal.


Fue el Banco Central de ese país quien hizo el anuncio, señalando que quiere iniciar pronto experimentos y lanzar una convocatoria de proyectos para el cierre del primer trimestre del próximo año.


Los mecanismos de transmisión de este euro digital podrían estar basados en blockchains (cadenas de bloque), esta experiencia francesa participará en el estudio de un posible e-euro realizado por el Eurosistema, algo ya planteado en el Parlamento Europeo por la nueva presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.


El objetivo primordial es que Europa tenga una poderosa palanca para afirmar su soberanía frente a las iniciativas privadas como la criptomoneda Libra de Facebook, la cual ha prendido las alertas de los presidentes de varios países y los órganos reguladores.



El mayor banco del mundo, la estadounidense JP Morgan, anunció una moneda digital recientemente de igual forma.


De acuerdo al Banco Central francés, una moneda virtual europea permitiría conseguir ganancias de eficiencia, reducir los costes de intermediación y también ofrecer la posibilidad de cambiar activos por moneda digital.


Unos meses atrás el ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, había advertido que París bloquearía el desarrollo en Europa de Libra por la amenaza que significaba a la «soberanía monetaria».


«Quiero ser absolutamente claro: en estas condiciones, no podemos autorizar el desarrollo de la libra en el suelo europeo», dijo el ministro galo. «La soberanía monetaria de los Estados está en juego», aseguró, alertando sobre los riesgos que resultarían de esta «posible privatización de una moneda (...) en manos de un único actor con más de dos mil millones de usuarios en el planeta».


«Cualquier fallo en el funcionamiento de esta moneda, en la gestión de sus reservas, podría crear desórdenes financieros considerables», añadió Le Maire.




Fuentes:

11 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page