• Ameis Lectores A.C.

Facebook, Instagram y WhatsApp ¿separados? Conoce la razón.



Uno de los personajes que ayudara a crear la multimillonaria red social Facebook hoy se encuentran en charlas buscando arrebatarle el enorme poder que ha construido esta compañía.


Se trata de Chris Hughes, quien trabajó junto con Mark Zuckerberg en Harvard en los inicios de la aplicación, y quien en las últimas semanas se unió con dos expertos antimonopolios, Scott Hemphill de la Universidad de Nueva York y Tim Wu de la Universidad de Columbia, para participar en reuniones con la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés), el Departamento de Justicia y los fiscales generales estatales. En esas reuniones, los tres han presentado un posible caso antimonopolio contra Facebook, de acuerdo a un artículo publicado por The New York Times.


Señalan que en los últimos 10 años la empresa ha realizado «adquisiciones defensivas en serie» para mantener su posición dominante en el mercado de las redes sociales, lo que le permite cobrar precios más altos a los anunciantes y dar a los usuarios una peor experiencia.


El caso de Hughes destaca porque pocos fundadores han argumentado por el desmantelamiento de la empresa que ayudaron a crear. A medida que el escrutinio de las compañías tecnológicas más grandes del mundo se intensificó en el último año, muchas de las quejas sobre ellas provienen de competidores o académicos.


La semana pasada Facebook anunció que la FTC había comenzado una investigación antimonopolio sobre la compañía. El Departamento de Justicia también ha comenzado una amplia revisión antimonopolio de la industria de la tecnología, al igual que los legisladores, y algunos fiscales generales estatales se reunieron con el Departamento de Justicia para discutir la competencia en la industria.


Hughes dejó Facebook hace más de una década y se ha vuelto cada vez más crítico con la empresa en público, aunque aún se desconoce su rol en las pláticas que sostiene con los reguladores, él podría brindar información sobre empleados y competidores actuales y anteriores de la compañía para entrevistarlos o citarlos. 


Algunos de los participantes en las reuniones confirmaron a The New York Times la asistencia de Hughes, quien «ha sido un contribuyente importante para pensar sobre estos temas», señalaron.



En una columna de opinión de ese mismo diario estadounidense el mismo Hughes cuestionó que Zuckerberg, con quien cocreó Facebook hace 15 años, tenga tanto poder con el control de tres plataformas centrales de comunicación como Facebook, Instagram y Whatsapp, y que él tenga el 60 por ciento de las acciones con derecho a voto, lo que le permite decidir cómo configurar los algoritmos y determinar qué ven las personas en sus «Noticias».


Aseveró que el gobierno debería responsabilizar al propietario de Facebook y garantizar que los estadounidenses en particular estén protegidos y los mercados sean competitivos.

«Somos una nación con una tradición de controlar los monopolios, sin importar cuán bien intencionados puedan ser los líderes de estas compañías. El poder de Mark no tiene precedentes y no es estadounidense. Es hora de romper Facebook», subraya contundente Hughes en el artículo.


Asevera que el impulso de competir de Mark lo llevó a adquirir a lo largo de los años docenas de compañías, incluidas Instagram y Whatsapp en 2012 y 2014, aunque no ve nada inmoral o sospechoso en esas adquisiciones.


Hoy día, menciona, Facebook vale medio billón de dólares y representa más del 80 por ciento de los ingresos mundiales de las redes sociales. «Es un poderoso monopolio, que eclipsa a todos sus rivales y borra la competencia de la categoría de redes sociales. Esto explica por qué, incluso durante el horrible año 2018, las ganancias por acción de Facebook aumentaron en un asombroso 40 por ciento en comparación con el año anterior». 


Agrega que este monopolio es visible en sus estadísticas de uso, ya que alrededor del 70 por ciento de los adultos estadounidenses usan las redes sociales, y una gran mayoría usa productos de Facebook. Más de dos tercios usan el sitio central, un tercero usa Instagram y un quinto usa WhatsApp. 


Incluso, refiere Hughes, cuando se dio el escándalo de Cambridge Analytica, mucha gente decidió abandonar Facebook para irse a otras redes sociales, terminando algunos en Instagram, sin saber que también era parte de la compañía.


Lee también este artículo: ¡Facebook nos volvió a mentir! Conoce cómo será sancionado y por qué.



Fuentes:

https://nyti.ms/2Oj1uIh

https://nyti.ms/2PWTNEu

23 visualizaciones0 comentarios