• yosoylugardo

Evergrande tambalea en su cumplimiento para saldar su deuda en el sector inmobiliario

El grupo inmobiliario Evergrande evitó una vez más un desestabilizador default con un pago de bonos de última hora. Aunque con esto hizo poco para aliviar las tensiones en el sector inmobiliario del país que provoca su deuda.



Los clientes de la firma de compensación internacional Clearstream recibieron pagos de intereses vencidos sobre tres bonos en dólares emitidos por Evergrande, dijo un portavoz de Clearstream.


Gradualmente, Evergrande —la promotora inmobiliaria más endeudada del mundo—, avanza a tropiezos entre plazos de pagos en las últimas semanas. Al mismo tiempo, trata de hacer frente a más de 300,000 millones de dólares (mdd) en pasivos; de ellos, 19,000 mdd son bonos emitidos en los mercados internacionales.


Los pagos se efectuaron al final del periodo de gracia de 30 días que acabó el miércoles. Esta es la tercera vez en el último mes que la compañía paga cerca de una fecha límite. De hecho, los bonos tenían un vencimiento total de más de 148,000 mdd.


El incumplimiento dio lugar a un impago formal por parte de la empresa y desencadenó disposiciones de impago cruzado para otros bonos denominados en dólares de Evergrande. Con ello, agravó una crisis de deuda que se cierne sobre la segunda economía más grande del mundo.


Aunque la promotora logró eludir el desastre inminente, los problemas en el sector inmobiliario de cinco billones de dólares del país no muestran signos de disminuir. Además, eso ante el inminente vencimiento de un muro de deuda.


«El arreglo a corto plazo parece estar teniendo éxito, pero hay un largo camino por recorrer antes de que este asunto se solucione. Son los primeros días», dijo una fuente conocedora del asunto en referencia a Evergrande; aunque declinó ser identificada.


En tanto, banqueros y analistas dijeron a Reuters que Pekín mantendrá las políticas para frenar el exceso de préstamos de las promotoras inmobiliarias; incluso mientras realiza ajustes financieros en medio de una crisis de liquidez de la industria.


De hecho, Evergrande tiene pagos de deuda por más de 255 mdd que vencen el 28 de diciembre. Se ve presionada por sus otros acreedores nacionales y una asfixiante restricción de la financiación que ensombrece cientos de sus proyectos residenciales.


Ahora, la atención de los inversionistas se desplaza a otras promotoras con problemas de liquidez. Estos tienen una serie de pagos en el extranjero que vencen a corto plazo, entre ellos Kaisa Group.


Por ejemplo, Kaisa tiene la mayor deuda externa de cualquier promotora china tras Evergrande y pidió ayuda a sus acreedores esta semana. Tiene pagos de cupones por un total de más de 59 mdd que vencen el jueves y el viernes; tienen periodos de gracia de 30 días para ambos.


Por el momento, se desconoce si Kaisa —que se convirtió en la primera inmobiliaria china que no cumple con un bono extranjero en 2015—, pagó el tramo que vence el jueves. Ya se saltó pagos de algunos productos de gestión patrimonial locales.


Fuente: Expansión


9522 visualizaciones0 comentarios