1/3
  • Ameis Lectores A.C.

Estados Unidos se muestra en contra de las empresas que adquieren a otras más pequeñas por sus datos

El presidente Joe Biden ha firmado este viernes una orden ejecutiva que tomará medidas enérgicas contra el poder de las grandes firmas tecnológicas.



La hoja informativa de la orden ejecutiva de amplio alcance se centra en «promover la competencia en la economía estadounidense». Pero la tecnología constituye solo una parte la orden; también se dirige a sectores como:


  • El mercado laboral

  • Atención médica y

  • Transporte.


Sin embargo, tiene un objetivo específico en las plataformas de Big Tech. En primer lugar, la orden le dirá a las agencias federales que examinen más de cerca las fusiones que involucran a las Big Tech. Especialmente, cuando estas firmas intentan comprar compañías más pequeñas que podrían convertirse en sus competidores.


En segundo lugar, la orden dice que las plataformas de Big Tech están «recopilando demasiada información personal». Por ello, instruirá a la Comisión Federal de Comercio (FTC) para que elabore reglas y limitaciones sobre cómo las Big Tech pueden aspirar los datos de los consumidores.


También, la orden dice que las grandes tecnológicas pueden usar sus tesoros de datos para darse ventaja sobre empresas más pequeñas; y pide a la FTC que elabore reglas «que excluyan los métodos desleales de competencia en los mercados de internet».


Además de las órdenes dirigidas específicamente a las Big Tech, Biden también solicitará a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que cree nuevas reglas para los proveedores de internet de banda ancha. Asimismo, animará a la FCC a que vuelva a adoptar las reglas de neutralidad de la red.


Las grandes empresas tecnológicas —como Facebook, Amazon, Apple y Google— ya están bajo un intenso escrutinio antimonopolio en Washington.


En junio, el Congreso presentó una serie de proyectos de ley dirigidos a estas cuatro empresas; y Biden nombró a Lina Khan —crítica de las Big Tech— como jefa de la FTC. Pero Amazon pidió que Khan fuera eliminada de cualquier decisión de ejecución que involucre a la empresa.


Por su parte, Facebook enfrenta demandas por sus adquisiciones de Instagram y WhatsApp en 2012 y 2014 respectivamente. En diciembre de 2020, la FTC y 46 estados presentaron dos demandas para separar Instagram y WhatsApp de Facebook. En ellas se alega que Facebook adquirió las empresas para sofocar la competencia.


Pero Facebook respondió que las adquisiciones fueron aprobadas por las agencias en ese momento. «Hemos operado y seguimos operando en un espacio altamente competitivo. Nuestras adquisiciones han sido buenas para la competencia, buenas para los anunciantes y buenas para las personas», dijo en un comunicado en ese momento.


También, Amazon es objeto de críticas por parte de los legisladores; estos afirman que puede usar los datos del consumidor para obtener una ventaja competitiva sobre vendedores externos en su plataforma. La orden ejecutiva de Biden cita específicamente un informe del Comité Judicial de la Cámara de octubre de 2020. En él se alegaba que Amazon usó datos de vendedores externos para desarrollar sus propios productos competidores. Pero Amazon niega repetidamente esta afirmación.


Google fue golpeado con una demanda antimonopolio de 36 fiscales generales el jueves por su control de Android Play Store. Esto ocurre seis meses después de que los fiscales generales presentaron una demanda por abuso de su dominio en la venta de anuncios en línea. Google calificó la última demanda como «sin mérito», diciendo que no se trataba de «ayudar al pequeño».


Apple no es objeto de ninguna demanda de los legisladores, pero rechazó dos de los cinco proyectos de ley presentados por el Congreso en junio. Alegó que dañarían la seguridad de los iPhone y, por extensión, la privacidad de los usuarios.


Fuentes: Forbes México

723 vistas0 comentarios