• Ameis Lectores A.C.

Escasez de semiconductores afecta a la compra potencia de autos hasta un 60%

La producción de automóviles en cayó 21.6% en los seis primeros meses de 2021 en comparación con 2019, en España. Y en México, la producción de vehículos también se ha visto interrumpida. Esto se debe a la crisis económica derivada del Covid-19 y al desabastecimiento de semiconductores, tal y como señala El Confidencial.



La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) compartió los datos relativos al primer semestre del año. En ese periodo se mantuvo la caída en producción y exportación, que disminuyó 16.1% en comparación con el mismo periodo anterior a la pandemia.


De hecho, la Anfac justifica estos descensos en un doble motivo: por un lado, la crisis económica que surgió como consecuencia de la pandemia; y, por otro, la falta de suministro de semiconductores de los últimos meses. Esta última situación causa retrasos o paralizaciones tanto en la producción como en la comercialización.

Según explica el mismo medio, muchos fabricantes han decidido destinar los pocos microchips que les llegan a los modelos de mayor valor, lo que ha afectado a los utilitarios más económicos y se ha traducido, por ejemplo, en el encarecimiento de los coches de alquiler.


Además, esta crisis parece no tener un fin próximo. Los expertos apuntan que el abastecimiento será muy inferior a la demanda incluso en 2022. De acuerdo con un informe de Boston Consulting Group —citado por la misma fuente—, la proporción media entre demanda y suministro de este componente en 2021 será de 113 a 105; y en 2022 de 116 a 110. Mientras que en 2020 era de 104 a 104; es decir, los proveedores completaron todos los pedidos.


También, la escasez de semiconductores afecta a otros sectores de artículos como:


  • Electrodomésticos

  • Tecnología de consumo (smartphones, computadoras, tabletas y otros).


Esta situación preocupa a esos mercados especialmente por sus implicaciones. Además, el mismo estudio apunta que esta situación provocó que 30% de los potenciales compradores posponga su operación.


Por otro lado, 25% decidió por un coche de segunda mano en vez de nuevo y 5% canceló la venta. Es decir, la crisis de chips altera 60% de las potenciales compras de coches. Y, probablemente, la seguirá alterando.


No obstante, los datos remitidos por Anfac son más alentadores si se comparan con 2020, el año marcado por la crisis sanitaria. Ahora, la producción se incrementó 26.1% y la exportación 30.6% en los seis primeros meses del año frente al periodo entre enero y junio de 2020.


Fuentes: Business Insider

9312 visualizaciones0 comentarios