• Ameis Lectores A.C.

Emite Interpol ficha roja para arrestar a exdirector de empresa automotriz



Luego que el ex CEO de Nissan, Carlos Ghosn, huyera de Japón hacia Líbano, la Interpol emitió una ficha roja para solicitar su captura, dio a conocer la BBC.


El empresario fue acusado de desviar dinero de la compañía para su propio beneficio, fue destituido de la firma y arrestado en noviembre de 2018, pero él fue liberado tras pagar una fianza de 8.9 millones de dólares, previo a su juicio.


Ghosn habría viajado esta semana en su jet privado del aeropuerto japonés de Kansai, en Osaka, al aeropuerto Ataturk en Estambul. El ministerio del interior dijo que a la policía fronteriza de Turquía no se le dijo que estuviera el fugitivo en el avión y no hay registros de que se le revisara mientras entraba o dejaba el país.


Fuentes citadas por la agencia Reuters señalan que el directivo decidió huir después de enterarse que su juicio se retrasaría hasta abril del 2021. Algunos reportes indican que se escondió en una gran caja de instrumentos musicales, aunque su esposa ha rechazado estas versiones.


Carlos Ghosn tiene las ciudadanías francesa, libanés y brasileña, y ha hecho grandes inversiones en la banca y bienes raíces en Líbano.



Él dijo a su llegada al otro país que escapó de la «injusticia y la persecución política». Estuvo a cargo de Nissan a lo largo de dos décadas, donde logró rescatar a la compañía y se le consideró incluso un héroe. Ahora lo acusan de mala conducta financiera, sub-reportar su salario y usar activos de la empresa para su uso personal.


La denuncia abarca la presentación de informes anuales de valores con declaraciones falsas, lo que podría significar 10 años de prisión o una multa de 10 millones de yenes o ambos. Se indicó que a través de la compañía el ejecutivo gastó millones de dólares en casas de lujo en cuatro países sin justificaciones comerciales legítimas.


Algunos consideran el caso en realidad es un intento de la firma para rebalancear el poder en su alianza con Renault y Mitsubishi, que también preside el hoy fugitivo.


Líbano no cuenta con tratado de extradición con Japón y Francia ha dicho que si llega al país ellos no lo extraditarán.


El ex CEO tenía pasaportes de Brasil, Francia y Líbano, los cuales fueron entregados a su equipo legal en Japón, y ellos aseguran que aún están en posesión de ellos.


Se considera que él podría haber tenido un cuarto pasaporte para identificarse en algunos viajes dentro de Japón, sin embargo no hay registros de que haya usado algún pasaporte por lo que consideran pudo utilizar medios ilegales para su huida.



Fuentes:

https://bbc.in/2MLXf4r

https://bbc.in/2SX4haP


1635 visualizaciones0 comentarios