• Ameis Lectores A.C.

El Black Friday se ve oscuro para algunas empresas.



La mayor celebración de compras en los Estados Unidos está bastante cerca, este 29 de noviembre se lanza el Black Friday, el cual podría elevar la percepción de Wall Street de una creciente división entre los minoristas que están logrando adaptarse a las ventas en línea y aquellos que logran dejar de depender de las visitas físicas a sus locales.


Por un lado están compañías como Target, Costco y Best Buy, las cuales han mejorado su presencia en línea, las entregas y las compras rápidas en la tiendas para los consumidores, con lo cual han visto sus existencias superadas. Además de ellos están como ganadores Ross Stores y TJX Companies, tiendas de ropa que ofrecen a los clientes un valor atractivo.


Pero al final de la división se encuentran GAP, L Brans propietario de Victoria Secret y las tiendas departamentales Macy’s y Kohl’s, quienes se han desplomado a medida que las potencias de los centros comerciales de una sola visita luchan por renovar con éxito sus productos y locales y hacer que los clientes sigan acudiendo, señala la agencia informativa Reuters en un artículo.


El primer fin de semana después del Día de Acción de Gracias puede ser decisivo para los minoristas que elaboran estrategias sobre cuánto y cuándo descontar sus productos a lo largo de una temporada de compras hipercompetitiva de un solo mes.


El analista de minoristas de la firma Moody, Charlie O’Shea, advierte que si un vendedor realiza promociones el próximo martes puede ser un signo de desesperación ya que el comercio tiene que deshacerse de las cosas y su flujo de venta está apagado.


Respaldados por la tasa de desempleo más baja en los últimos 50 años en Estados Unidos, el gasto de los consumidores ha ayudado a aislar a la economía de la guerra comercial de 16 meses que lleva la Casa Blanca con China, aunque el Departamento de Comercio reportó en octubre que las ventas de los minoristas sugieren que el gasto de los consumidores está alentándose más rápido de lo que los economistas esperaban.



Un gasto más débil puede significar menos amortiguación para los minoristas, lo cual podría dañar esas tiendas que ya tienen dificultades.


Hay que añadir a estas dificultades, agrega Reuters, que los minoristas han estado luchando por reducir costos y encontrar la manera de minimizar el daño a sus líneas de fondo de los aranceles ya recaudados de 250 mil millones de dólares en importaciones chinas, más las tarifas por venir de otros cerca de 300 mil millones en este mismo rubro.


Las tiendas que podrían no hacerlo bien en este Black Friday serían aquellas que están en mitad del camino en su propuesta, no son demasiado caras pero no ofrecen gran valor, advirtió el director gerencial de la firma de investigación GlobalData Retail, Neil Saunders.


Las empresas que se encuentran en este riesgo son GAP, Macy’s, JC Penney y Express Inc, indicó.


Las acciones de Nordstrom, GAP y Kohl’s han disminuido entre un 18 y un 35 por ciento en este 2019 mientras luchan por competir contra los grandes rivales y con el e-commerce Amazon.


Los informes trimestrales de la semana anterior pusieron de relieve los beneficios y desventajas de la industria minorista, con un aumento récord de Target después de elevar su pronóstico de ganancias para todo el año, y las tiendas departamentales Macy’s y Kohl’s reduciendo sus perspectivas antes de la temporada navideña.


Esos informes muestran también que las ganancias de los minoristas «basados en centros comerciales» cayeron sus ganancias un 17 por ciento, mientras que los minoristas «fuera de centros comerciales» reportaron un 7 por ciento de ganancias.




Fuente:

https://reut.rs/2pUjkpx

4 visualizaciones0 comentarios