1/3
  • Ameis Lectores A.C.

El Banco Mundial, FMI y BIS se muestran a favor de que los bancos centrales emitan criptomonedas

Las criptomonedas de los bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés) podrían mejorar enormemente los sistemas de pagos internacionales actuales. Esto según un informe del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de Pagos Internacionales (BIS) –que dirige el mexicano Agustín Carstens.



El informe, que este grupo envió al G20, destacó que las llamadas CBDC tenían el poder de ofrecer pagos transfronterizos más rápidos, más baratos, transparentes y más inclusivos que el sistema financiero tradicional. Pero, dijo el grupo, la colaboración será esencial.


«Las implicaciones de las CBDC, incluso si solo están destinadas para uso doméstico, irán más allá de las fronteras. Por lo que es fundamental coordinar el trabajo y encontrar un terreno común. Si se coordinan con éxito, el nuevo proyecto presentado por las CBDC podría, con el tiempo y en combinación con otras mejoras, aprovecharse para mejorar los pagos transfronterizos «, se lee en el informe.


Una CBDC es una moneda digital emitida por un banco central. Las Bahamas ya han emitido CBDC, que lanzó el Sand Dollar y el DCash del Caribe Oriental.


El sistema actual sufre largas demoras en las transacciones. Y puede ser costoso debido a todos los sistemas implementados en todo el mundo, según el informe. También hay una falta de transparencia y trazabilidad.


Los bancos centrales como la Reserva Federal, que está estudiando un dólar digital, han dicho que los tokens no serían completamente anónimos para prevenir el fraude y el lavado de dinero. Los usuarios de la cuenta necesitarán identificación para acceder a una billetera tanto para uso minorista como mayorista.


Existe la opción de que los países restrinjan la CBDC solo a los residentes, como es el caso del yuan digital de China.


Dado que varios países están considerando sus propias CBDC, todavía quedan muchas preguntas sin respuesta sobre cómo coexisten las infraestructuras nuevas y existentes. También sobre el impacto en la política monetaria y el papel que podría desempeñar el sector privado, entre otros.


«Para lograr los beneficios potenciales para el bienestar público mientras se preserva la estabilidad financiera, es esencial una mayor exploración de las opciones de diseño de CBDC y sus implicaciones macrofinancieras», dijo el informe.


Fuentes: CNBC

3,092 vistas0 comentarios