top of page
  • Ameis Lectores A.C.

EE.UU. Impone límites a NVIDIA: prohibición de comercializar chips de IA avanzados en China

Estados Unidos ha adoptado recientemente medidas restrictivas sobre la exportación de chips semiconductores, con un enfoque particular en la venta de los chips más avanzados de NVIDIA al mercado chino.



Esta decisión, que forma parte de una estrategia más amplia para limitar el acceso de China a la tecnología de semiconductores altamente avanzada, tiene implicaciones significativas no solo para NVIDIA, sino también para el mercado global de tecnología y las relaciones internacionales.


NVIDIA, conocida por su liderazgo en el mercado de chips para inteligencia artificial (IA), se encuentra en una encrucijada debido a las tensiones entre los gobiernos de EE. UU. y China. El último paquete de prohibiciones, que entró en vigor el 16 de noviembre, impide a NVIDIA vender sus GPU para IA y su procesador gráfico GeForce RTX 4090 en China. Además, se ha advertido a la compañía que no se le permitirá rediseñar sus chips para evadir estas restricciones.


La restricción ha tenido un impacto significativo en las empresas tecnológicas estadounidenses, desde NVIDIA hasta Applied Materials Inc., que han perdido cientos de millones de dólares en pedidos desde que se anunciaron las restricciones iniciales el año pasado. NVIDIA ha asegurado que cumple con todas las regulaciones y se esfuerza por ofrecer sus productos, que son esenciales en muchas industrias diferentes. La compañía espera que, dado que sus productos son demandados a nivel mundial, no habrá un impacto significativo a corto plazo en sus resultados.


Estados Unidos ha explicado que estas medidas buscan prevenir que China se beneficie de la tecnología de vanguardia con fines militares. Según Gina Raimondo, Secretaria de Comercio de EE. UU., es difícil diferenciar entre tecnología militar y comercial, ya que a menudo las tecnologías tienen doble uso. La misma tecnología que impulsa el intercambio comercial puede permitir a los competidores modernizar sus fuerzas armadas, vigilar a sus ciudadanos y solidificar la opresión. Estas restricciones son parte de un esfuerzo más amplio para prevenir que tecnologías avanzadas contribuyan a la modernización militar de China.


China, por su parte, se ha opuesto a que Estados Unidos politice y convierta en armas las cuestiones comerciales y tecnológicas. Además, la nueva normativa de EE. UU. permite la venta de chips comerciales avanzados para productos de consumo en China, pero restringe los chips de consumo más avanzados, como los utilizados en centros de datos de IA. Esta decisión impacta no solo a NVIDIA, sino a toda la cadena de suministro global, y añade complejidad a un panorama ya de por sí desafiante en el mercado de semiconductores.


La decisión de EE. UU. de restringir las exportaciones de sus tecnologías más avanzadas a China refleja la creciente preocupación por la seguridad nacional y la rivalidad tecnológica entre las dos potencias. Mientras NVIDIA y otras empresas tecnológicas estadounidenses navegan este nuevo paisaje regulador, el impacto de estas restricciones se sentirá tanto en el mercado global como en las relaciones entre EE. UU. y China. La situación sigue evolucionando, y es probable que veamos más desarrollos en este ámbito en el futuro cercano.

5573 visualizaciones0 comentarios
bottom of page