• Ameis Lectores A.C.

Denuncian radiación excesiva en los smartphones de estas dos compañías



Apple y Samsung están bajo el escrutinio de las autoridades estadounidenses luego de una demanda donde acusan que algunos modelos de sus smartphones presuntamente presentaron niveles de radiación superiores a los permitidos y serían perjudiciales para la salud.


El organismo encargado de llevar a cabo la investigación es la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, después de una denuncia colectiva en un tribunal de distrito norte de California, reporta el diario Vanguardia.

La denuncia refiere que «numerosos estudios científicos han demostrado que la exposición a las radiaciones de radiofrecuencia afecta a los organismos vivos».


Los demandantes citaron estudios que supuestamente demuestran que portar el teléfono en el bolsillo de la camisa o del pantalón, puede incrementar los niveles de radiación hasta en un 500 por ciento los límites permitidos.


Ya que los fabricantes tecnológicos, en concreto Samsung y Apple, habrían sido conocedores de estos riesgos, los denunciantes aducen un caso de «negligencia, ruptura de la garantía, fraude de consumo y enriquecimiento injusto» por parte de las compañías.



De acuerdo con los denunciantes, los modelos de ambas compañías que estarían entre los que generan más radiación son el iPhone 7 y 8, el Galaxy S8, S9 y el J3.

Los niveles de radiación excesivos se registraron principalmente en una prueba que simulaba los teléfonos a 2 milímetros de distancia de un cuerpo humano, simulando cuando un usuario lleva un teléfono a la oreja durante una llamada o cuando el teléfono está guardado en un bolsillo.


Los posibles efectos nocivos de la exposición a estas radiaciones, incluyen el riesgo de cáncer, daños genéticos, cambios en el aparato reproductor, déficit de memoria y desórdenes neurológicos, entre otros, según destacaron los denunciantes.


Los límites de absorción de radiofrecuencia que marca la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos están establecidos en 1.6 vatios por kilogramos actualmente, aunque esta institución ha otorgado sus certificaciones a todos los productos mencionados en la denuncia.



Fuente

https://bit.ly/2NAlPGJ


22 visualizaciones0 comentarios