• Ameis Lectores A.C.

Conoce el navegador que le compite a Chrome y muchos alaban: Brave.



¿Se imagina un navegador más seguro que el tradicional Google Chrome, sin la molesta publicidad y sin que seas rastreado durante tu viaje por la web?, pues ya existe uno y tiene nombre, se le conoce como Brave.


Fue creado por la compañía Brave Software, fundada por el cofundador del Proyecto Mozilla y creador de JavaScript, Brendan Eich y por Brian Bondy. Iniciaron su desarrollo en el 2015 y lo lanzaron al mundo al siguiente año.


“Brave browser es un navegador ligero enfocado en la privacidad, que prioriza a los usuarios, y que bloquea los anuncios y rastreadores de terceros de forma predeterminada”, así lo describe el mismo Eich.


Y efectivamente, entre sus beneficios está el ser más ligero, protege la privacidad de los usuarios, ahorra tiempo con cargas más rápidas y sin rastreo, con un consumo de recursos reducido, bloquea anuncios y publicidad por defecto e incluso se ofrece a sustituir los anuncios invasivos por otros menos molestos, según describe el portal criptomedia.com.

Es decir, no requiere que instales un bloqueador de publicidad, Brave lo integra en su sistema, ofreciendo una experiencia de navegación rápida y limpia.


Está basado en Chromium, el proyecto de código abierto en el que se basan Chrome y otra multitud de navegadores.


En su sitio wen Brave promete incluso ser tres veces más rápido que sus competidores y

sus primeras versiones fueron calificadas de “primitivas”, pero las mejoras llegaron y para finales del año 2017 fue catalogado como por el portal Techworld como uno de los navegadores más seguros del momento.


Otra ventaja es que utiliza por defecto el navegador DuckDuckGo, un motor de búsqueda que no te rastrea, aunque tienes la opción de cambiarlo por otro de tu preferencia.


A pesar de contar con pocas extensiones de inicio, ahora permite el añadir otras adicionales para una mejor integración teniendo acceso a la Chrome Store, lo cual abre un abanico de millones de posibilidades. Con esto puedes incluir gestores de contraseñas, extensiones para rellenar los códigos de descuentos de las tiendas donde compras, extensiones para documentos, para criptomonedas, entre otros.


También brinda la opción de borrar “tus huellas” al cerrar el navegador, es decir, elimina las cookies y hasta las contraseñas que no quieres vuelvan a aparecer en un autollenado.


Al igual que otros navegadores, puedes crear una cuenta y sincronizar la configuración y tus marcadores con cualquier dispositivo que utilices.


Según el sitio yourgeekweb.com su “escudo” integrado es capaz de bloquear no sólo anuncios sino hasta cookies de terceros, por ejemplo, si entras a Amazon no sólo bloquea las de ese sitio, sino también las que tratan de introducir en tu equipo las widgets de Facebook o Twitter que pudiera haber en ese web. Adicionalmente evita la entrada de scripts de terceros y bloquea la huella digital.


Su conexión cifrada permite tener ese tipo de enlace con sitios web que aún dispongan de la conexión segura del https.


Pero si quieres una navegación más “incógnita”, en su última actualización tenía integración con TOR, pudiendo navegar por aquí con sus .onion, teniendo un paseo en la red más anónimo ya que tu conexión IP estará enrutada en capas y será difícil saber dónde te conectas.



Un navegador que te paga


Otro beneficio es que Brave te paga por usarlo. Así es, ellos cuentan con su criptomoneda BAT (Basic Attention Token), cuyo valor total en la red supera los 300 millones de dólares. Como el navegador bloquea los anuncios, nos da la opción de cambiar los ads de las páginas web por ads de Brave. Los anunciantes le pagan a ellos y el programa te paga a ti en el mismo navegador en un monedero de BAT. Los tokens se pueden usar para donar a sitios web que sigues y que están verificados por Brave.


Según un estudio de BAT en Estados Unidos cada usuario genera 25 dólares al mes por cada anuncio que mira. Los webmasters y usuarios de Brave pueden retirar el dinero en criptomonedas o dinero fiat, el cual es dinero centralizado en dólares o euros, a través del monedero electrónico Uphold.


Ha sido tal su crecimiento, que, de iniciar con un millón de usuarios, cerró el 2018 con 4.6 millones, de acuerdo al portal Broswerguides.org.


Actualmente cuenta con una versión para móvil en sistema iOS y Android 4, y se puede instalar en cualquier sistema operativo de escritorio. Si gustas probarlo puedes encontrarlo tanto en la PlayStore de Google como en la AppStore de Apple.

61 visualizaciones0 comentarios