• Ameis Lectores A.C.

Con esta campaña a cambio de reciclar latas podrás pagar tus servicios



La compañía Herdez ha lanzado una interesante campaña a favor del medio ambiente, en una época donde es relevante para los consumidores el interés de las empresas por los temas ecológicos.


Sobre esta línea corre la nueva campaña denominada «Recicla la Lata» que forma parte de la plataforma «Por un mundo más vivo», misma que con un enfoque claro en el reciclaje, invita a los usuarios a recolectar latas y cambiarlas por dinero electrónico con el que podrán pagar servicios como Netflix, Telcel y Movistar así como el agua, la luz, y hasta obtener boletos de cine, reporta el portal Merca2.0.


Este intercambio se podrá hacer desde una máquinas especiales que se colocarán en ciertos puntos de venta como Walmart, Bodega Aurrera, Sam’s, Comercial Treviño y Superama, entre otros, ubicados en el Valle de México, Guadalajara, Monterrey, Culiacán, Hermosillo, Chihuahua, Tijuana, Zamora, Pátzcuaro y Querétaro.


El intercambio es válido por latas de cualquier marca, y por cada recipiente depositado, el usuario recibirá un peso electrónico que después podrá ser utilizado para pagar servicios en forma digital.


La promesa de la iniciativa es que cada lata recibida se convertirá en un aerogenerador que iluminará hogares vulnerables con energías limpias.


El concepto utilizado por Herdez en esta campaña es una muestra de la evolución de los programas de lealtad en donde la conciencia ecológica de los consumidores se ve recompensada al tiempo que se genera un vínculo más allá del consumo con la marca.



Esta no es la única iniciativa que funciona sobre este principio. El proyecto de responsabilidad Biobox es uno de los pioneros en la materia. Dicho programa busca impulsar el reciclaje de PET a través de máquinas recolectoras que a cambio de botellas entregan viajes en transporte público así como puntos PayBack para ser utilizados en lugares como Cinemex, Interjet o La Comer.


Esto es una muestra clara de las oportunidades que la conciencia ambiental de los consumidores entrega a las marcas, en donde si bien un cambio en los procesos de producción para reducir desperdicios es un gran hito, no es el único camino para ser relevante y generar una verdadera conexión con el público meta.


Un estudio global de la consultora GfK apunta a que el 76 por ciento de los consumidores espera que las marcas adquieran cierto nivel de compromiso ecológico. De hecho, el 28 por ciento de los ciudadanos afirman que las marcas tienen la obligación moral de ser respetuosas con el medio ambiente.


De esta manera, se ha visto cómo cientos de marcas han modificado sus estrategias tanto de producción como de promoción para demostrar su compromiso ambiental. Por ejemplo, a mediados del año pasado, marcas como McDonald’s decidieron retirar el uso de popotes en sus establecimiento y sustituirlos por pajillas fabricadas con materiales mucho más amigables con el medio ambiente, como el cartón.


No obstante, el consumidor actual reclama tener una participación más activa. Es decir, aquellas marcas que logren involucrar a sus públicos meta desde un plano más productivo que sólo de consumo serán las que lleven la bandera ganadora.

Para darnos una idea, basta con reconocer que el 60 por ciento de los CEO’s a nivel mundial planea vincular directamente a sus consumidores en la planeación de sus agendas de negocio de los siguientes cinco años, mientras que un 43 por ciento de los mismos ya incluye a los clientes en el desarrollo de sus estrategias al respecto, según un estudio de IBM.



Fuente:

https://bit.ly/2jThQss


330 visualizaciones0 comentarios