• Ameis Lectores A.C.

Coca-Cola Femsa pide amparo contra nuevo etiquetado para evitar afectaciones

La embotelladora ha iniciado el proceso de amparo en contra de la reforma NOM-051, la cual establece un nuevo etiquetado en bebidas y alimentos con alto contenido de azúcar, argumentando que la reforma podría generar afectaciones a su negocio y las operaciones en México. Esto sucede a la par que mantiene un juicio contra una ley en Oaxaca para prohibir el uso, venta y distribución de botellas PET.



La compañía, así como otras empresas, tienen como plazo el 30 de noviembre de este año para cumplir con los lineamientos que establece la NOM-051 y colocar las advertencias en sus productos.


«La compañía ha promovido un juicio de amparo en contra de esta reforma, la cual se encuentra pendiente de resolución. La compañía no puede asegurar que esta reforma no tendrá un efecto adverso en su negocio y en los resultados de sus operaciones en México», señala el documento.


Coca-Cola Femsa también informó que promovió otro amparo contra la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, que desde 2019 prohíbe en Oaxaca el uso de botellas de resina PET de un solo uso para botellas.


El principal distribuidor de bebidas azucaradas en México es la compañía Fomento Económico Mexicano (Femsa). Según datos de la empresa y publicados en junio pasado por Pie de Página, en el país tienen un mercado que llega a más de 75 millones de personas, entre sus principales productos están Coca Cola, jugos Del Valle, Sprite, Fresca, Fanta, Vitaminwater, productos lácteos Santa Clara, Heineken y Powerade. Pero la empresa regiomontana no solo es la embotelladora más grande del mundo de la marca Coca Cola, también posee la marca Oxxo, con más de 19 mil 598 tienditas en México y otros países de Sudamérica, además de las gasolineras Oxxo Gas.


En julio de este año, Alejandro Calvillo de la organización El Poder del Consumidor, informó en una entrevista acerca del ataque de las empresas de la comida chatarra a López-Gatell por la aprobación del etiquetado. Mencionando que las corporaciones que forman parte de ConMéxico, como Coca-Cola FEMSA, Nestlé, Kellog’s y Bimbo, perdieron el apoyo que tenían del Gobierno y por eso emprenden campañas contra el funcionario, quien ha respaldado la modificación a la Ley General de Salud, aprobada en enero y que en octubre hará obligatorio un nuevo etiquetado frontal en productos que contengan altos niveles de azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías.


Fuentes: Forbes México, Expansión

1713 visualizaciones0 comentarios