• Ameis Lectores A.C.

Cayó el precio del petróleo a niveles de la Guerra del Golfo a causa del coronavirus



La reducción de la demanda del petróleo debido al coronavirus y una guerra de precios de

la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia son algunas de las

principales razones que llevaron a un desplome del precio del crudo en un 30 por ciento,

aunque posteriormente tuvo una recuperación.


Según informó el portal RT, esto conllevó a una caída también de los mercados financieros

en todo el mundo, donde repercutió también en la baja del precio del petróleo la respuesta

de Arabia Saudita al fracaso del pacto de los países OPEP+ y las preocupaciones por la

propagación del virus.


El desplome ocurrió el domingo y se trató de la mayor caída en los mercados petroleros

desde la primera Guerra del Golfo, en 1991. La banca de inversión Goldman Sachs ya

había anunciado que el petróleo podría bajar hasta 20 dólares por barril.


La semana anterior, la OPEP propuso a los integrantes del pacto OPEP+ realizar un recorte

adicional de la producción petrolera de 1.5 millones de barriles por día desde el comienzo

del próximo mes hasta finales de año.


La propuesta del cártel de productores, formado por 13 países, estaba condicionada al

apoyo de otros 10 socios petroleros, entre ellos Rusia, que componen la OPEP+. Se suponía

que el acuerdo se aplicaría de forma prorrateada: los miembros de la OPEP debían recortar


un millón de barriles por día, mientras que los socios no integrantes en la organización

reducirían los 500 mil barriles restantes.



Pero Rusia abogó por mantener las condiciones actuales y Arabia Saudita propuso reducir

aún más la producción de petróleo. Como resultado, a partir del 1 de abril se cancelarán

todas las obligaciones de las partes del acuerdo para limitar la producción de combustible.

De esta manera, la reunión concluyó sin llegar a un pacto, aunque las partes decidieron

mantener un nuevo encuentro en el futuro para monitorear la situación.


Tras este fracaso, durante el fin de semana Arabia Saudita realizó el recorte de precios

oficiales más drástico al menos en 20 años y señaló a los compradores que aumentaría su

producción, declarando así de que intentará «inundar» el mercado con crudo.


Con esta medida, Riad lanzó «una agresiva guerra de precios del petróleo contra sus

mayores productores rivales», una iniciativa que «amenaza con inundar el mercado de

crudo con suministros justo cuando el brote de coronavirus afecta la demanda».


Arabia Saudita planea bombear más de 10 millones de barriles por día a partir de abril

mientras anuncia descuentos sin precedentes de casi el 20 por ciento en mercados clave,

una maniobra que sería un aparente intento de castigar a Rusia y le permitiría expulsar del

mercado tanto a la industria del esquisto de Estados Unidos como a otros productores de

mayor costo.


Sin embargo, para el lunes hubo una mejora en los precios. El crudo de la marca Brent

ahora se sitúa alrededor de 36.6 dólares por barril, en comparación con los 31.7 dólares que

mostró tras la drástica caída de un 30 por ciento.


El estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ahora se estima en 33.3 dólares por

barril, tras registrar un descenso de un 32 por ciento y caer hasta los 27 dólares.


Fuente:

https://bit.ly/39DEJop

https://bit.ly/3cItmh1


180 visualizaciones0 comentarios