1/3
  • Ameis Lectores A.C.

Arabia saudita y Rusia aceleran negociaciones para frenar la caída histórica del petróleo



Vladímir Putin está dispuesto a recortar la producción de petróleo y negociar con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) si a este convenio se suma Estados Unidos.


«Es necesario unir esfuerzos para equilibrar el mercado y reducir la producción como resultado de acciones coordinadas», ha dicho el mandatario ruso.


Arabia Saudita, Rusia y otras grandes naciones productoras de petróleo han iniciado conversaciones para llegar a un acuerdo que los haga detener la caída histórica de los precios del petróleo, los diplomáticos miembros de la OPEP han comunicado que se lograron avances el dia de hoy, domingo.


El convenio muestra una limitación, ya que los mandatarios quieren que Estados Unidos se una al acuerdo, sin embargo, hasta el día de hoy, Donald Trump no ha mostrado disposición alguna de hacerlo.


Actualmente se está tratando de establecer los puntos fuertes de este pacto en una reunión de ministros de energía del G20 para el viernes, como parte de los esfuerzos para atraer al país norteamericano a bordo.


Los precios del crudo han caído hasta un 50% en lo que va del año, ya que los efectos económicos ocasionados por la pandemia han impactado a aproximadamente un tercio de la demanda de petróleo a nivel mundial. La caída tan repentina de los precios ha dejado ver amenazada a las naciones que dependen de la venta del petróleo además de plantear un desafío complicado para los mercados energéticos y los bancos centrales.


Inclusive la Agencia Internacional de Energía, la cual es representada por las naciones que consumen petróleo, ha hecho un llamado y que los países integrantes de la OPEP inicien a tomar cartas en el asunto lo más pronto posible. Los funcionarios petroleros tienen claro que si no se llega a una cuerdo para reducir el suministro de manera organizada, el mercado dará paso para que algunos productores suspendan la producción a medida que se llena el almacenamiento de crudo tanto en tierra como en el mar.


Un recorte parejo


Arabia Saudita y Rusia tienen el ideal de que Estados Unidos, quien es hasta el momento el mayor productor a nivel mundial debido a la revolución que ha causado el esquisto, se una a los recortes de producción. Pero el presidente norteamericano solo se mostró adverso ante la OPEP el día de ayer, sábado, y amenazó con crear aranceles sobre el petróleo extranjero.


«Si los estadounidenses no participan, el problema que existía antes para los rusos y los sauditas seguirá siendo: que reducen la producción mientras Estados Unidos aumenta, y eso hace que todo sea imposible», dijo Fyodor Lukyanov, jefe de El Consejo de Política Exterior y de Defensa, un grupo de investigación que asesora al Kremlin.


Fuentes: Bloomberg, El País

1,749 vistas0 comentarios