top of page
  • Ameis Lectores A.C.

Alibaba se quiere adelantar al futuro presentando su fábrica con inteligencia artificial

Después de proporcionar apoyo a más de un millones de minoristas chinos para que modernizaran sus operaciones para que lograran un mayor eficiencia, Alibaba Group ha decidido poner sus ojos en las fábricas obsoletas del país implementando inteligencia artificial.



En este sentido, la corporación más grande de China dio a conocer en septiembre su primera fábrica inteligente. Este es un experimento secreto que Alibaba trabajó durante 3 años en las afueras de su ciudad natal, Hangzhou.


La instalación tiene 3 pisos y es conocida como Xunxi (o «rinoceronte veloz» por su traducción al español). Según Bloomberg, es el intento de la compañía por aprovechar sus datos y tecnologías de consumo.


La fabricación inteligente de Alibaba inicia con las prendas de vestir. Este mercado tuvo un valor de 2.2 billones de yuanes (328,000 millones de dólares) en China el año pasado, según las estimaciones de Euromonitor International.


Según la compañía china, 1 de cada 4 compras de ropa en el país fue enviada a través de sus plataformas de comercio electrónico. Este sistema le dio acceso a miles de datos que ahora está utilizando para ayudar a los fabricantes de prendas de vestir nacionales en el diseño y la planificación de la producción.


Asimismo, está centralizando el proceso de adquisición de materiales para ayudar a reducir los costos. En el prototipo de la fábrica Xunxi se ha utilizado también inteligencia artificial (IA), brazos robóticos y muchas otras tecnologías propias.


Alibaba afirmó que es capaz de reducir los tiempos de entrega de los pedidos en un 75% con sus soluciones.


Con la ayuda de la IA, los diseñadores pueden revisar los efectos de representación simulada en los llamados tejidos digitales en sus pantallas de ordenador. Esto reemplaza procesos que requieren mucho más tiempo para teñir el tejido.


Además, los trabajadores de la fábrica tienen asistentes de alta tecnología. Algunos ejemplos son las máquinas de corte a través de IA y dispositivos de costura conectados a Internet, lo que ayuda a afinar su trabajo.


Y una vez completado, el artículo es transferido a la siguiente estación de trabajo a través de una cinta transportadora.


Todo el flujo de trabajo se registra digitalmente, consiguiendo que la gerencia de la fábrica ya no tenga que permanecer en el lugar. Se puede seguir el progreso de forma remota en ordenadores o a través de sus teléfonos móviles.


Gracias a los datos y la tecnología utilizados en la fábrica Xunxi, los comerciantes, que normalmente necesitan al menos 90 días para preparar sus mercancías para la tienda, pueden decidir qué artículos fabricar y la escala de la producción en el transcurso de 2 semanas. Esto reduce la necesidad de acumular inventario.

Alibaba tiene como objetivo convertirse en un proveedor de soluciones de producción de una sola estación para los comerciantes de ropa en sus mercados de Taobao y Tmall.


Fuentes: Bloomberg

2443 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page