• Ameis Lectores A.C.

Acusan a fabricante de aviones de anteponer las ganancias a la seguridad tras accidentes.



Senadores de Estados Unidos acusaron al fabricante de aviones Boeing de participar en un «patrón de ocultamiento deliberado» mientras buscaba la aprobación de vuelo para su 737 Max 8, el cual estuvo envuelto en dos accidentes fatales, informó la BBC.


La acusación se dio cuando el jefe ejecutivo de la compañía, Dennis Muilenburg fue interrogado por el Comité de Comercio del Senado estadounidense.


Senadores dijeron que tienen serias preocupaciones de que Boeing pusiera las ganancias por encima de la seguridad al apresurarse a obtener la autorización.


Dos mortales choques de aviones 737 Max 8 mataron a un total de 346 personas. Muilenburg admitió que la firma había cometido «errores».


«Hemos aprendido de ambos accidentes e identificado cambios que necesitan ser hechos», dijo.


En octubre del año pasado un Boeing 737 operado por Lion Air chocó matando a todas las 189 personas a bordo.


Cinco meses después un avión de Ethiopian Airlines chocó matando a 157 pasajeros, tras lo cual la flotilla entera de los 737 fue castigada.


Los legisladores acusaron a Boeing de ser consciente de los problemas en el sistema de control automático en el 737 Max 8, conocido como MCAS, el cual ha sido como un factor en ambos accidentes.


El Senador Roger Wicker mencionó que mensajes entre el personal de Boeing durante la certificación que plantearon problemas en el sistema MCAS mostraron un «inquietante nivel de casualidad y frivolidad».



El Senador Richard Blumenthal dijo que Boeing había apresurado el proceso de aprobación y participó en un «patrón de ocultamiento deliberado», sugiriendo que los pilotos fueron engañados y Boeing había, en efecto, «diseñado un ataúd volador».


La firma había entregado los mensajes al comité antes del testimonio. Muilenburg dijo que conoció los detalles del intercambio de mensajes recientemente y no podía dar más detalles de la comunicación.


Los Senadores también criticaron el proceso regulatorio, diciendo que hubo demasiada «comodidad» entre la firma y los oficiales de seguridad de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés).


Blumenthal describió la certificación de Estados Unidos como «absolutamente rota», mientras Muilenburg dijo que la firma apoyaba la fuerte «supervisión» pero declinó respaldar un incremento en la autoridad de la FAA, la cual ha sido criticada por delegar demasiado de la supervisión a funcionarios de la compañía.


El ejecutivo añadió que la seguridad es mejorada al aprovechar la experiencia técnica de la industria.


«No es una relación cómoda. Es una relación profesional», dijo el ingeniero en jefe John Hamilton.


Desde el castigo de la flotilla del 737 en marzo, Boeing ha dicho que está arreglando el software y ha revisado sus procedimientos de revisión.


Pero los Senadores señalaron que los continuos retrasos en la nueva certificación arrojaron serias dudas sobre la aprobación inicial y culparon a la compañía por no compartir más información acerca del sistema con los reguladores y los pilotos, a pesar de su poder para controlar la ruta de vuelo.


La legisladora Maria Cantwell dijo que los choques deberían estimular más el escrutinio de los sistemas automatizados, los cuales se están volviendo más comunes, no solo en aviones, sino también en carros y otras formas de transportación.




Fuente:

https://bbc.in/2oxdeL2

193 visualizaciones0 comentarios