1/3
  • Ameis Lectores A.C.

Activistas se unen contra gigante del e-commerce



Una nueva coalición llamada Athena, formada por tres docenas de grupos de activistas enfocados en temas como la vigilancia digital, antimonopolios y condiciones de trabajo en bodegas, busca convertirse y unificarse como una resistencia en contra de Amazon, informó The New York Times.


Junto a esto, surgió un reporte de la organización de investigación sin fines de lucro Economic Roundtable, que se enfoca en temas sociales y económicos en el sureste de California, la cual profundiza en el largo e inexplorado tópico de lo que Amazon le cuesta a las comunidades donde tiene bodegas, el cual es bastante grande, según señala.


Mientras la llegada del reporte y la coalición son una coincidencia, están vinculados a los intentos de entender e influir en el efecto de Amazon en casi todos los aspectos de la vida moderna. El conglomerado del internet contrató 97 mil trabajadores durante el verano, cerca del total con que cuenta Google.


Esta es una compañía funcionando en una escala que era previamente dejada al gobierno, dijo Tom Perriello de la Open Society Foundations. Fundada por el multimillonario George Soros, Open Society está proveyendo algunas de las semillas fundadoras para Athena. La coalición está recabando 15 millones de dólares para sus primeros tres años.


«Tiene un impacto increíble. ¿Quién podría darle forma a su futuro y dirección?», dijo Perriello.


Amazon, como Facebook, Apple y Google, han llamado la atención de los reguladores de Washington, fiscales estatales y algunos políticos en el último año. La pregunta central hecha acerca de estas compañías: ¿Cuándo una plataforma tecnológica se vuelve demasiado grande y poderosa, finalmente lastimando a una sociedad que una vez deslumbró?



En el caso de Amazon, la situación es particularmente complicada. Sus aspiraciones hace mucho excedieron las ventas en línea para abarcar alimentos frescos, dispositivos que conectan tu hogar con internet, vigilancia en tu puerta y vecinal, servicios profesionales como plomería y contratación, cuidados de la salud, procuración gubernamental, infraestructura de internet y entretenimiento hollywoodense, entre muchos más.


Athena surge de varios esfuerzos inesperadamente exitosos para controlar el poder de Amazon. El otoño pasado el vendedor fue forzado a pagar 15 dólares de salario mínimo a nivel nacional en Estados Unidos. En febrero abandonó sus planes de establecer unos nuevos cuarteles generales en Nueva York, después que opositores se movilizaron contra Amazon y los políticos que habían aprobado el acuerdo. Este mes, un intento de introducir a miembros más afines para Amazon en el ayuntamiento de Seattle, la ciudad natal de la compañía, fue rechazado por los electores en las urnas.


Estos asientos pudieron contribuir a muchos factores, pero uno de ellos era la influencia de organizaciones laborales y de migración. Ahora algunos de estos grupos están uniéndose en Athena.


La organización estaría operando en Nueva York, pero el trabajo real sería en las zonas donde están la mayoría de miembros de la misma. Esto incluye Awood Center, una organización sin fines de lucro que aglutina a trabajadores de Amazon originarios de África del este; Warehouse Workers for Justice, la cual se encuentra en Chicago; y Fight for the Future, un grupo que se enfoca en temas digitales, en Massachusetts.


Un ejemplo de esta lucha es que la organización Fight for the Future pidió al Congreso investigar los productos de vigilancia de Amazon, incluyendo el monitor del timbre en la puerta y su software de reconocimiento y seguimiento facial. «Los productos atentan nuestra privacidad y libertades civiles, especialmente en las comunidades morenas y negras», advirtió el grupo.



Fuente:

https://nyti.ms/2OHrElZ


6 vistas0 comentarios