P

Ameis Lectores A.C.

Las empresas mexicanas se sienten amenazadas. Te decimos por qué.
shutterstock_524613817.jpg

Para las empresas en México aún sigue siendo difícil ir más allá de un concepto tradicional de lo digital, y en ocasiones se limitan a las tecnologías de la información y a esfuerzos en una sola área en lo específico.

 

Así lo revela un estudio de PwC, donde señala que no obstante los esfuerzos para “digitalizar” al capital humano entrenando a su personal frente a la disrupción tecnológica, en la realidad esto no es una prioridad en el presupuesto.

 

En el análisis, denominado “Digital IQ: Reconfigurar la visión de las organizaciones”, sólo un tercio de las empresas mexicanas tiene una noción de lo digital que va más allá de la tecnología, involucrando una mentalidad que abarque la innovación y la toma de decisiones sobre cómo las herramientas ayudarán a los clientes y empleados. Mientras, la mayoría no sale de ideas tradicionales, y enfoca sus esfuerzos en una sola área.

 

El 37 por ciento de las empresas consultadas ve la disrupción digital como una seria amenaza para sus negocios, y el 67 por ciento declaró invertir hasta el 10 por ciento de sus ingresos en inversiones digitales. Sólo una de cada 10 organizaciones destina entre el 15 por ciento y hasta el 25 por ciento de sus ingresos para estos objetivos.

 

El 82.5 por ciento de los participantes consideró que el CEO o el puesto equivalente es el principal defensor de lo digital dentro de la empresa, pero tres cuartas partes considera que el Digital IQ de su CEO está en un nivel “promedio”.

 

Hay tres tecnologías en las que invierten más porque tienen un mayor conocimiento de las mismas, que son la nube, los dispositivos móviles y el internet de las cosas, en contraparte en las emergentes como blockchain, realidad virtual y otras, las unidades de negocios prefieren hacer adquisiciones o alianzas en la medida que aprenden sobre ellas.

 

En nuestro país uno de cada cuatro empresas considera que la realidad virtual tendrá la mayor disrupción en los negocios en los próximos tres años, y el 30 por ciento estima que el internet de las cosas será la tecnología más disruptiva en ese mismo periodo.

 

Las tecnologías que resultaron más desconocidas son la realidad virtual, la realidad aumentada y la inteligencia artificial.

 

PwC indica que estos factores inciden en la toma de decisiones sobre la transformación digital, tales como la madurez de las tecnologías, la preparación financiera, presión de los competidores dentro y fuera del sector, e información aportada por Big Data.

 

Aquí destaca que tres acciones necesarias para actualizar la fuerza laboral para la transformación digital son: comunicar claramente la estrategia digital y lo que se espera del capital humano en este proceso, llevar la plantilla a un nivel uniforme de entendimiento de las tecnologías digitales y apoyar el aprendizaje con expertos que difundan la nueva cultura (Digital Accelerators).

 

 

Fuente

https://pwc.to/2FX1I11